¿Para qué necesitamos las Soluciones basadas en la Naturaleza?

La Huella Ecológica es una métrica que compara la demanda de recursos por parte de individuos, gobiernos y empresas con la capacidad de la Tierra para su regeneración biológica (https://www.footprintnetwork.org/), y sus principales resultados plantean que los seres humanos utilizamos tantos recursos ecológicos como si viviéramos en 1,7 Tierras. Consideremos esta evaluación en un contexto de cambio global, basados en antecedentes científicos, que señalan un aumento progresivo de la temperatura de la Tierra y modificaciones en el régimen de precipitaciones. O bien, basados en nuestra percepción cotidiana de la sequía extrema que está afectando a nuestro país y el escenario de escasez hídrica que tendremos que enfrentar en los próximos años. Probablemente podremos concordar que el ciclo del agua está cambiando, tornando más frágiles los territorios, marcados por grandes transformaciones generadas por la acción humana. Y en el caso de Chile, aparece dentro de los 30 países con mayor Riesgo Hídrico en el mundo, al año 2025 (WRI, 2015).

Esta manifestación está afectando los ecosistemas, la biodiversidad y millones de personas en todo el planeta. Naciones Unidas, en la Agenda 2030, estableció como un elemento central la necesidad de garantizar agua para la vida de los seres humanos y las especies en la Tierra, libre de contaminación y gestionada de forma eficiente y sostenible (Objetivos de Desarrollo Sostenible, ODS6).

A partir de este diagnóstico, que pone en evidente riesgo la estrecha relación entre el agua y la vida, nos enfrentamos al desafío de revertir -o al menos reducir- la brecha hídrica ¿Cómo la enfrentamos?; ¿aumentando la eficiencia y reutilización del agua?; ¿desalando agua de mar?; ¿construyendo embalses?; ¿cambiando nuestros hábitos alimentarios?; ¿recolectando agua de la atmósfera?; ¿restaurando y conservando la naturaleza?; entre otras alternativas. La respuesta, sin temor a equivocarme, es con todas ellas, los énfasis dependerán de las propiedades inherentes de los territorios y la vulnerabilidad que presente la población humana que los habita.

«Necesitamos las Soluciones basadas en la Naturaleza para reestablecer la relación coherente entre el agua, la biodiversidad y el bienestar humano, para mantener la integridad ecológica de la Tierra en que vivimos«

Las Soluciones basadas en la Naturaleza (SbN) no son más ni menos que acciones para permitir que el agua fluya en las cuencas, a través de los humedales, ecosistemas y acuíferos, en su recorrido hacia el mar, proceso que ocurre naturalmente desde hace 4.000 millones de años, con la particular diferencia que ahora es gestionado para asegurar el bienestar de la población humana.

Ejemplos de Soluciones basadas en la Naturaleza podemos encontrar extensivamente alrededor del mundo, en algunos casos con prácticas que datan de hace miles de años, como en las culturas ancestrales de Perú. En nuestro país, es más bien una incipiente práctica orientada principalmente a la conservación de la biodiversidad, como la restauración y protección de los humedales. No obstante, esfuerzos como la recarga de acuíferos libres mediante el uso de zanjas de infiltración en comunidades agrícolas en Curepto, o ensayos realizados por la Dirección de Obras Hidráulicas en el río Aconcagua mediante la construcción de empozamientos en la llanura aluvial, están generando promisorios resultados para reestablecer el ciclo del agua.

Respondiendo la pregunta que dio origen a esta reflexión, necesitamos las Soluciones basadas en la Naturaleza para reestablecer la relación coherente entre el agua, la biodiversidad y el bienestar humano, para mantener la integridad ecológica de la Tierra en que vivimos. Este desafío requiere del esfuerzo de todos, que tendremos que dejar en el camino posiciones e intereses individuales, para asegurar el agua para las futuras generaciones. 

————

Referencia: World Resources Institute-WRI. (2015). Ranking the world’s most water-stressed countries in 2040. Disponible en URL: http://www.wri.org/blog/2015/08/ranking-world%E2%80%99s-most-water-stressedcountries-2040

Suscríbete a nuestro Newsletter