crisis del agua

Colaboración radical para superar la crisis del agua

Si hay algo que nos está enseñando la crisis por la cual estamos atravesando, es que las soluciones para enfrentarla ya no pueden seguir siendo individuales. Si miramos la crisis del covid-19 y la crisis hídrica que enfrenta Chile, es posible distinguir un rasgo en común entre ambas: la necesidad de construir soluciones colaborativas para abordarlas. Esto parece no ser una opción ni una preferencia, sino más bien el camino más viable y costo-efectivo para afrontar con sentido común estos momentos de disrupción. 

La colaboración implica, en este caso, mirarnos y reconocernos como observadores de distintas realidades y cruzar la frontera desde los intereses particulares hacia el interés colectivo, el bien común. Las actuales crisis nos están mostrando, de manera elocuente, que necesitamos tomar decisiones de manera más horizontal, dialogante, democrática y colaborativa. 

En Escenarios Hídricos 2030 tenemos la profunda convicción de que Chile requiere iniciar de manera urgente una transición hídrica y de que esto será posible solamente a través de la colaboración radical, donde cada uno aporta su conocimiento, su experiencia y su compromiso de ayudar a satisfacer las necesidades y realidades de los diversos actores, sectores y territorios.

Uno de los elementos de valor que hemos aprendido en estos primeros años de diálogo multisectorial sobre el presente y futuro del agua en Chile, es que cuando se generan condiciones adecuadas y se dialoga en igualdad de condiciones, es posible abordar los desafíos del agua con una mirada colectiva e integradora, desde la urgencia del presente pero con mirada de largo plazo. Otra de las cosas que hemos aprendido es que, en materia hídrica, son más los temas de acuerdo que los de desacuerdo. 

Estamos en el momento justo de poder enmendar el rumbo e iniciar un camino de transición, donde seamos capaces de desacoplar el desarrollo económico del uso de los recursos naturales, asegurando así nuestra estabilidad, crecimiento y desarrollo, presente y futuro.

Estamos en el momento justo de poder enmendar el rumbo e iniciar un camino de transición, donde seamos capaces de desacoplar el desarrollo económico del uso de los recursos naturales, asegurando así nuestra estabilidad, crecimiento y desarrollo, presente y futuro. Es por eso que desde Escenarios Hídricos 2030 renovamos nuestra apuesta por el diálogo y la construcción colaborativa para caminar hacia la seguridad hídrica que Chile necesita. Nuestra invitación es a redoblar esfuerzos para generar confianzas y llegar a los acuerdos necesarios para enfrentar brecha y riesgo hídrico en beneficio del país. Sabemos que lograr equilibrio entre las distintas visiones de la sociedad chilena es un desafío permanente, pero no tenemos dudas de que es posible construir un “mínimo común compartido”, integrando acuerdos y disensos, ponderando las distintas miradas públicas, privadas, académicas y de la sociedad civil. 

Para Escenarios Hídricos 2030 colaborar radicalmente en la búsqueda de soluciones implica confianza en el otro, actuar de manera abierta y transparente, y compromiso con el proceso y sus resultados como un bien público construido entre todas y todos. Solo así podremos juntos integrar el agua en la ecuación de un nuevo desarrollo.

Suscríbete a nuestro Newsletter