quebrada

Sugerencias de Fundación Chile forman parte de las nuevas metas climáticas del país (NDC)

La actualización de la Contribución Nacional Determinada (NDC), que el gobierno de Chile presentó ante la ONU el 9 de abril, incluye metas más ambiciosas para combatir el cambio climático, entre ellas algunas promovidas por Fundación Chile (FCh) a través de sus iniciativas Suizagua y Escenarios Hídricos 2030.

La NDC es el compromiso nacional, en el marco del Acuerdo de París, mediante el cual cada país se obliga a desarrollar e implementar políticas y acciones climáticas que permitan a nivel local la adaptación, mitigación y cumplimiento de acuerdos globales.

Se establece que para el año 2025 se habrá implementado un indicador, a nivel nacional y a escala de cuenca hidrográfica, para hacer seguimiento de la brecha y el riesgo hídrico del país.

El nuevo documento de Chile señala que “en lo relativo a la gestión del agua, ámbito donde se ha agudizado la urgencia de acción climática, el compromiso se enfoca en el desarrollo de indicadores que permitan establecer metas de seguridad hídrica, a nivel territorial y organizacional; la gestión del agua a escala de cuencas; y aumentar la resiliencia del sector de servicios sanitarios”.

Estos compromisos, añade, “representan un aumento de ambición, por cuanto incorporan metas medibles y se hacen cargo de aquellos ámbitos donde se ha detectado mayor urgencia, lo que permitirá enfocar la acción con miras a un país resiliente”.

Según explica la líder en Estrategias Hídricas de Fundación Chile, Claudia Galleguillos, esto significa que se incluye la seguridad hídrica como un criterio que se debe considerar en todos los compromisos de la NDC (como parte del pilar social de transición justa y desarrollo sostenible) y, además, se establece que para el año 2025 se habrá implementado un indicador (a nivel nacional y a escala de cuenca hidrográfica); para hacer seguimiento de la brecha y el riesgo hídrico del país.
Galleguillos cuenta que, mediante el proceso de participación ciudadana (PAC), “promovimos ambos puntos, en especial el indicador, aportando respaldos técnicos robustos y pertinentes. También estuvimos en las jornadas de participación ciudadana y luego fuimos convocados a una reunión de carácter técnico, donde acudieron varias instituciones, entre ellas una serie de universidades”.

Compromiso de adaptación

Entre otros argumentos, FCh hizo ver que era necesario incluir la seguridad hídrica como meta para alinear a todos los sectores en esa dirección, tomando como ejemplo lo que ha ocurrido con la reducción de los gases de efecto invernadero (GEI). “Chile viene trabajando hace años en mitigación del cambio climático, y cuando se hizo el compromiso a través de la NDC para el tema de las emisiones de carbono, inmediatamente las empresas, las instituciones comenzaron a trabajar en pro de abordar la mitigación. Hubo un desarrollo súper fuerte porque se produjo un alineamiento para avanzar en esa meta”, comenta Galleguillos.

Otro razonamiento que se puso sobre la mesa, explica la especialista de FCh, es que Chile ha destinado muchos recursos en mitigación, siendo que la contribución del país a nivel global es mínima: “Aunque lleguemos a ser carbono neutrales, nuestro aporte es del 0,25%”. En cambio, concluye Galleguillos, “creemos que es necesario usar los recursos en algo que sí nos golpea con fuerza, como es la adaptación, donde el agua es primordial”.

Suscríbete a nuestro Newsletter