Ministerio de Obras Públicas

Ministro Alberto Undurraga: “Debemos cambiar el ritmo de lo

hecho en materia de aguas respondiendo al cambio climático”

  • El Ministro de Obras Públicas, señaló la urgencia de que Chile cuente con una dirección más fuerte en concesiones, para disponer de una mayor infraestructura en embalses y plantas desaladoras, y contribuir a una mejor gestión nacional del agua al 2030.

El Ministro de Obras Públicas, Alberto Undurraga, dio el puntapié inicial a la celebración de la Semana del Agua en Chile, enfatizando la necesidad de crear una dirección de concesiones más sólida que garantice infraestructura y soluciones para atender el estrés hídrico que vive Chile. “Al igual que carreteras y aeropuertos, Chile necesita embalses y plantas desaladoras”.

La actividad fue organizada por Fundación Chile, a través de Water Week Latinoamérica 2017, en conjunto con la organización de Rumbo a Brasilia, de cara a la realización del Octavo Foro Mundial del Agua que se realizará el 2018 en ese país. Al conjunto de actividades organizada por esta última entidad se ha denominado en Chile, Sumérgete 2017.

El Día Mundial del Agua fue elegido como escenario para estrenar la Semana del Agua, tres jornadas dedicadas a debatir y actualizar los desafíos en torno al agua, el cambio climático y el desarrollo sustentable en nuestra Región y conocer iniciativas público – privadas, del sector científico e innovador, y de educación, con participación ciudadana.

En la ceremonia inaugural, el Ministro de la cartera, expuso acerca de los logros del Plan Chile 30/30, Obras públicas y Agua para el Desarrollo; que consolida una mirada pública e integrada en torno a los desafíos que supone el agua en el marco del cambio climático. Una tarea difícil, enfatizó, ya que involucra a un sector en el que participan más de 40 organismos y 100 actores administrativos, razón que obliga la participación conjunta de 5 ministerios. “Con la vista puesta en avanzar en el desarrollo de Chile hacia el 2030 con un índice de 30 dólares per cápita, debemos cambiar el ritmo de lo hecho en materia de aguas respondiendo al cambio climático, conduciendo un conjunto de acciones administrativas, legales, obras y políticas públicas, para una mejor gestión del agua, con acceso garantizado para chilenos y chilenas”, concluyó.

Por su parte, Patricio Meller, presidente de Fundación Chile, destacó el compromiso de su organización en la última década, en el estudio sobre políticas, leyes, seguridad y riesgo hídrico, reutilización de recursos, y otros aspectos que han permitido sostener la búsqueda de innovación, tecnologías de tratamiento, gestión hídrica y transporte de agua, frente al cambio climático. “Hace 3 años ya se registraban pérdidas mundiales por 8 mil millones de dólares  a causa de la sequía, y solo en Chile la agricultura emplea el 70% del agua dulce, lo que nos obliga a crear soluciones. Hacia el año 2050, la demanda de agua para uso agrícola aumentará entre un 70 y 90 por ciento, lo que implica que nuestra agricultura requiere modernización en sus sistemas de riego y la disposición de herramientas más eficientes”, concluyó.

Estudios indican que Chile disminuirá sus precipitaciones en sus cuencas centrales y del norte en 30 a 40%, y todo señala que nuestra administración tiene mucho trabajo que realizar en materia  de aguas subterráneas y de cuencas, lo que amerita un urgente debate acerca de temas como sistemas alternativos de abastecimiento, gestión del agua, derechos de agua, regulación del mercado, sobreexplotación acuífera, conflictos en torno a la construcción de hidroeléctricas, entre tantos otros. “Enfrentamos una crisis de gobernanza hídrica en Latinoamérica, y Chile no es la excepción. Esta requiere la coordinación de diversos actores teniendo como objetivo la seguridad hídrica. El tópico del agua no puede restringirse a los expertos del agua, tiene que ser parte de toda la sociedad”, finalizó Meller.

Por su parte, el Gobernador del Consejo Mundial del AguaNewton de Lima Azevedo, quien encabezó las actividades que se realizaron como parte del capítulo chileno rumbo a Brasilia 2018, denominadas Sumérgete 2017, destacó las particularidades del país en la materia: “Chile es un país que está más desarrollado desde el punto de vista de gestión, recursos y saneamiento. Conjuga muy bien la gestión pública con la gestión privada. Existen problemas, pero, sin duda, tiene un gran expertise que traspasar a los otros países latinoamericanos”.

En su primera jornada, Water Week Latinoamérica convocó a expertos en la materia y a la sociedad civil, con el desarrollo de conversatorios sobre “Agua: Desarrollo y desafío Sustentable en Chile” y “Cambio Climático y gestión del Agua”; además se realizó la charla “Escenarios, Diálogo y política pública: la experiencia de energía, a cargo de Annie Dufey, especialista en Clima y Política Energética; y se lanzó el libro “Desafíos del Agua para la región Latinoamericana”, editado por Fundación Chile.

El jueves 23 de marzo, se realizó “Habla Agua”, jornada dedicada a la construcción de la Carta del Agua de Chile, que buscó retroalimentar el proceso regional del 8º Foro Mundial del Agua permitiendo una contribución directa de Chile a la preparación del Foro, compartiendo sus propuestas y experiencias locales. Asimismo, se desarrolló el Seminario organizado por la Comisión Europea “Adaptación al cambio climático: su impacto en la gestión del agua en América Latina y El Caribe”, con experiencias de Haití, El Salvador, México y Argentina.

Sumérgete 2017,  puso énfasis en actividades más cercanas a los niños y jóvenes con el desarrollo de Agua LAB, actividad que potenció proyectos personales y colectivos de jóvenes en torno a la temática del agua y su adaptación al cambio climático.

Avenida Parque Antonio Rabat Sur 6165.

Vitacura, Santiago-Chile.

Fono: +56 222 400 300

CONTACTO