Déficit de lluvias

MIENTRAS EN EL SUR LLUEVE CADA VEZ

MENOS, EN EL NORTE LAS PRECIPITACIONES

AUMENTAN

Aluviones en Chile: ¿Qué se puede aprender de las experiencias internacionales?

En Singapur han apostado por el agua reciclada (NEWater) que a 2060 podría abastecer un 55% de la demanda nacional.

En lo que va del año, el norte grande del país se ha enfrentado a una serie de eventos meteorológicos. Sus efectos, en ocasiones, irreversibles para la población, han vuelto a poner en la agenda pública, la necesidad de desarrollar soluciones de largo plazo, efectivas y que apunten a la seguridad de la ciudadanía y al aprovechamiento de las aguas.

A nivel mundial, ya son varios los países que están innovando en la materia, adoptando estrategias de cara al cambio climático y sus efectos.. Un ejemplo es Singapur, que comenzó a trabajar en temas de gestión del agua en el año 2000, por medio de un programa denominado “Los Cuatro Grifos Nacionales” que identifica cuatro tipos de agua; agua importada (desde Malasia), agua de cuencas locales, agua desalinizada, y agua reciclada.

Esta última, denominada NEWater (uso para consumo humano y actividades productivas), ha convertido al país en un referente en la gestión del agua. Y es más, la Singapore’s National Water Agency, asegura que actualmente este tipo de agua podría abastecer un 40% de la demanda nacional, y se prevé que a 2060 llegue a un 55%.

Dentro de las medidas de adaptación, Singapur incluye en su política ejes estratégicos, tales como, gestión de inundaciones, pérdidas de suelo en zonas costeras (clave para una isla) y escasez de recursos hídricos.

Respecto a las inundaciones, la estrategia señala que un nivel más alto del mar dificultará el drenaje de las aguas lluvia, para lo que se definió que todos los proyectos nuevos de construcción deben estar a un nivel 125 cm por encima del nivel de marea más alto registrado.

El desarrollo de la infraestructura de drenaje en Singapur durante los últimos 30 años también ha reducido las áreas propensas a inundaciones de 3200 en los años 70 a 124 actualmente.

El PUB (Consejo de Servicios Públicos de Singapur) lo redujo a menos de 66 hectáreas en 2011 mediante el desarrollo y mejora de la infraestructura de drenaje (por ejemplo, ampliación y profundización de drenajes y canales), la finalización de la presa Marina, así como otros proyectos de mitigación de inundaciones.

De acuerdo a la agencia, esto reduciría la posibilidad de un aumento de las inundaciones causadas por el cambio climático. Además, el PUB tiene una política para incrementar la altura de áreas bajas en coordinación con las propuestas de reconstrucción.

Por otra parte, también se incorporan, dentro de la estrategia, medidas para abordar aumento de temperaturas en zonas urbanas, consumo de energía, salud pública y

protección de la biodiversidad (Fuente: Estrategia Nacional de Cambio Climático 2013 Climate Change & Singapore: Challenges. Opportunities. Partnerships).

En México, en tanto, y según un informe del Programa Habitat Sedesol y del XVII Ayuntamiento Constitucional de Tijuana, se llevan a la práctica procesos tales como la construcción de rutas de drenaje superficiales y obras civiles que apliquen fuerzas contenedoras. Además, y como se señala en este documento, para evitar la introducción de agua por neblina y/o lluvia y retardar el procesos de exposición de los materiales, se recomienda sembrar especies de vegetación que no requieran de un riego constante, más bien, que se alimenten del agua proveniente de las neblinas.

En Chile, las últimas precipitaciones han vuelto ha mostrar la vulnerabilidad de las cuencas a nivel nacional y los efectos adversos que se producen en ella por el aumento de la isoterma durante las lluvias, resaltando la necesidad de mirar y establecer un diálogo sobre el tema de los recursos hídricos con una perspectiva de largo plazo, involucrando a los sectores productivos, el estado y la comunidad.

Sin embargo, iniciativas como Escenarios Hídricos, que cuentan con el apoyo de Generadoras AG, Fundación Avina, SONAMI, DGA, Fundación Futuro Latinoamericano, Ministerio de Obras Públicas, Sociedad Nacional de Agricultura, Asociación Nacional de Empresas de Servicios Sanitarios, Ministerio de Medio Ambiente y Fundación Chile, han hecho posible espacios de diálogos y desde septiembre de 2016 han trabajado en definir aquellas temáticas que no deben faltar en el ejercicio de construcción de los escenarios del agua en Chile y la búsqueda de soluciones concretas para las diferentes cuencas abordadas, con la mirada puesta en el futuro del recurso hídrico.

Los temas relevados incluyen la gestión integrada de Recursos Hídricos por cuencas; el uso más sostenible del recurso, donde el agua representa una oportunidad para el desarrollo país; el desarrollo de soluciones para la seguridad hídrica (adaptación al cambio climático) y la protección y conservación de ecosistemas críticos y sectores vulnerables.

También es relevante, aunque Escenarios Hídricos no enfoca su trabajo en estos temas, la definición de la institucionalidad de agua, contar con instrumentos regulatorios adaptados para la mejor gestión del agua e información sobre el recurso hídrico.

Hoy, la iniciativa trabaja paralelamente en la elaboración de una Base Hídrica Integrada, documento que disponibiliza la información oficial existente sobre el recurso, y en la construcción de escenarios al 2030 que definan las hojas de ruta o soluciones aplicadas a cada cuenca donde se está trabajando. Y es que analizar los procesos críticos y ponerlos en diferentes escenarios, permitirá enfocarse en soluciones precisas para cerrar brechas, construir los escenarios y focalizar los recursos necesarios para implementar posibles soluciones.

Para más información sobre la iniciativa, visitar la página: www.escenarioshidricos.cl.

Avenida Parque Antonio Rabat Sur 6165.

Vitacura, Santiago-Chile.

Fono: +56 222 400 300

CONTACTO